El tatuaje según la " enciclopedia " : Acción y efecto de tatuar o tatuarse. Práctica propia de pueblos salvajes o semisalvajes y entre los civilizados, perdura en ciertas profesiones, esp. marineros y soldados o entre individuos de poca formación. ¿¿?? Y UNA LECHE !!!


 

 

 

Existe arte donde se reconozca un mensaje, un sentimiento, una capacidad de comunicar... ¿ Y quien establece los parámetros de la belleza ?
Igual que sucede con cualquier otra expresión humana, también el arte varía cíclicamente, retomando antiguas corrientes para originar otras nuevas. En una sociedad que ha visto y tolerado numerosos movimientos artísticos, que ha asimilado nuevas ideas y creado nuevos conceptos enfocados a hacer comercialmente más apetecibles, incluso los objetos de uso común, ¿podemos definir el tatuaje como expresión artística o como moda...?
Moda o no, el arte se encuentra ( al menos en mi opinión ), dentro de cada persona, en la manera de hacer, sea cual sea la función que desempeñe. Dentro de la técnica que conlleva, tu técnica.
Quien no sabe reflejar en el trabajo su propia personalidad no puede ser reconocido como artista. No se puede considerar artista un tatuador/a, que basa su trabajo únicamente en una respuesta a una demanda comercial. Venden tatuajes como un negocio, aprovechando la moda del momento. Y hablamos de tu cuerpo, de ti.
La persona que decide tatuarse no es una tela sobre la que pintar o una pared a decorar, y normalmente escoge dibujos extraídos de un catalogo, donde el artista-tatuador/a no puede expresar su estilo. Por esa razón, este/a necesita tener una buena relación con su "tela".
Se debe reconocer al artista por sus obras, por su estilo, por su creatividad, por todo aquello que él/ella puede expresar.


 

 

 

Técnica descubierta, olvidada y vuelta a descubrir en numerosas ocasiones. Su auge, en nuestros días, no hace más que recuperar viejas tradiciones, basadas en simbologías en la búsqueda de la autoafirmación personal. Para muchas culturas, la piel es un gran lienzo donde plasmar la imaginación. Esta antiquísima práctica pertenece más a la tradición popular y a la costumbre; no se puede afirmar con precisión ni de donde ni cuando nació el tatuaje.

La palabra tatuaje deriva de la palabra "Ta" del polinesio "golpear", o de la práctica de crear un tatuaje por medio de un golpeteo de un hueso contra otro sobre la piel con el consiguiente sonido "tau-tau".

Patrimonio de muchas civilizaciones, el primer ejemplo conocido, fue el descubierto en 1991 en los Alpes, el cuerpo momificado del famoso "hombre de hielo", que se remonta al 3300 a.d.C., tenía pequeños signos tatuados, formados por grupos de líneas paralelas, el la clavícula y en la espalda y por una cruz detrás de la rodilla izquierda. En un principio se atribuyó a su antigüedad, la simplicidad y la falta de estética, pero según estudios de antropólogos y paleopatólogos, estos tatuajes no tenían ningún fin decorativo, sino medicinal, correspondían en su colocación, a las partes del cuerpo afectadas por la artrosis, como una especie de acupuntura, tatuajes terapéuticos, realizados mediante la incisión de hierbas medicinales que a continuación se quemaban, dejando un ennegrecimiento de la piel.

Más antiguo aún, en Egipto, se encontró una momia de la sacerdotisa Amunet adoradora de Hathor, diosa del amor y la fertilidad, data de 2200 a.d.C ( XXI dinastía ),vivió en Tebas.Su cuerpo estaba completamente tatuado con dibujos decorativos de puntos y líneas, probablemente de carácter sagrado y religioso. Ya que el tatuaje egipcio estaba relacionado con el lado erótico, emocional y sensual de la vida. Era un proceso más elaborado, un ritual, realizado casi exclusivamente por mujeres, se usaba para demostrar valentía o confirmar la madurez.

En la India, China y Japón , el tatuaje logró la entrada por medio de las rutas comerciales, alrededor del 1.000 a.d.C. y a pesar de su triunfal entrada en Japón como adorno del primer Emperador en el 500 d.C, el tatuaje estaba reservado para aquellos que habían cometido crímenes serios, siendo aislados de sus familias y negándoles cualquier participación en la vida comunitaria, lo que podía suponer por aquella época el peor de los castigos.

Borneo es uno de los pocos lugares donde se practica la forma tradicional del tatuaje tribal. El tatuaje y el piercing recuerda el arte de Bali y Java y los instrumentos de tatuaje son similares a los usados en Polinesia, este, el más artístico en el mundo antiguo, estaba caracterizado por diseños geométricos elaborados, que eran embellecidos y renovados durante toda la vida del individuo hasta que llegaba a cubrir el cuerpo entero. El tatuaje era arte y parte natural de su vida y tenía un profundo significado cultural y social, el respeto hacia una persona se media por la cantidad de tatuajes que llevara.

Usado también en antiguas poblaciones de las Islas Británicas, para impresionar y asustar a los enemigos en el campo de batalla, cuyos guerreros tatuaban sus caras y cuerpos para estar preparados para la guerra, no solo espantaban a sus enemigos sino que consiguieron gracias a esta costumbre sus nombres, que derivaron de raíces celtas y latinas con significados vinculados al tatuaje.


En Grecia y Roma, el tatuaje se usaba como castigo, en personas acusadas de sacrilegio. Debido a esto los médicos empezaron a practicar la remoción de tatuajes. Se abandonó lentamente el tatuaje de esclavos y criminales al extenderse el cristianismo en el Imperio Romano. Los cristianos eran hostiles al tatuaje, ya que creían que si Dios había creado al hombre a su imagen y semejanza, era pecaminoso que el hombre intentara alterar su imagen, por esto el emperador Constantino, primer emperador cristiano de Roma, emitió un decreto en contra de esta práctica. Se cree que esta actitud negativa contra el tatuaje, tuvo su origen en este decreto y se mantuvo esta posición en varias religiones, durando hasta nuestros días (... así va... ).

A pesar de esto, existen registros de que guerreros religiosos de las Cruzadas se hacían tatuar crucifijos para asegurarse un entierro cristiano, también los peregrinos que iban a Jerusalén se hacían tatuar crucifijos para recordar su viaje y como constante presencia de su fe.

Los Aztecas y Hopis no usaban tatuajes, se asoció el tatuaje en Norte América con prácticas religiosas y mágicas, era un rito simbólico del pasaje a la pubertad y una marca única que permitiría que el alma superara los obstáculos en su camino a la muerte, ( otra buena pregunta, ¿ Por que se ha tenido siempre tanto miedo a la muerte ? ). Muchas tribus practicaban el tatuaje terapéutico, cuya ceremonia era acompañada por canciones y danzas que se suponía exorcizaba los demonios. El tatuaje era una práctica común entre los nativos de América Central, se tatuaban las imágenes de sus dioses y los guerreros conmemoraban sus victorias en batalla por medio de tatuajes. Los únicos registros precolombinos sobrevivientes se encuentran en esculturas representados por líneas grabadas en los cuerpos de figuras humanas.


 


  

Quieres saber más ???