Como todas las demostraciones de embellecimiento corporal que hemos visto hasta ahora, el Piercing o anillado es tan antiguo como la piel, aunque nuestro conocimiento sobre él se remonta a unos miles de años tan solo.


 

 



Durante toda la antigüedad el anillado era una forma más de llevar joyas, y no solo se limitaba al lóbulo de las orejas. La elite de los centuriones romanos y algunos famosos gladiadores, llevaban los pezones anillados como signo e valor y orgullo y con un fin más práctico; como sofisticado anclaje para sujetar sus capas cortas...

 

 

Pasa el ratón sobre la foto y retíralo

 

 

En la Edad Media los anillados eran mucho más comunes para impedir las relaciones sexuales que los famosos cinturones de castidad. Con las mujeres se utilizaban dos anillos, uno en cada lado del sexo femenino, unidos mediante un candado u otra anilla soldada; y en el caso masculino se evitaba la penetración mediante un gran anillo en la punta del pene o con dos, uno en el extremo superior del miembro y otro en la base del escroto, convenientemente unidos mediante un cierre. ( me limito a informar y prefiero no opinar sobre esto...)
 

 

Las comunidades religiosas han sido desde siempre grandes usuarios del anillado. Entre ciertas congregaciones era normal clausurar permanentemente el sexo mediante argollas y entre los santos hombres tenía un gran éxito como tintineante penitencia. Estas practicas, junto con todo tipo de castigos físicos, se ratificaron implícitamente en el Concilio de Trento celebrado en la Italia medieval, en la que la Inquisición tuvo un peso específico.


Los marinos, los grandes pioneros de la decoración corporal, solían ponerse un pendiente en cada ocasión que cruzaban el Ecuador y como en el caso de los tatuajes, también trajeron recuerdos en forma de anillos de sus viajes: fueron los primeros occidentales de la era moderna que se atrevieron a perforar sus narices y orejas con huesos de madera. También les debemos gran parte de la implantación del anillado genital, descubierto en lugares como Borneo.

Los caballeros cruzados, como ocurría con los tatuajes se trajeron recuerdo de oriente en forma de grandes y enjoyados pendientes , la última moda en la corte de Saladino. Durante la guerra contra los turcos, el constante roce cultural provocó que los caballeros adoptaran algunas costumbres de los infieles, consideradas como muy sofisticadas, entre ellas lucir un arete, en ocasiones monstruosamente grande.

 

 

 
Pasa el ratón sobre la foto y retíralo

 

pier4.jpg

 

En el siglo XVII llevar un trozo de metal colgado de la oreja ya causaba cierta extrañeza y los caballeros se justificaban explicando sus excelentes cualidades terapéuticas: corría el cuento de que los dolores de cabeza, la locura y otras enfermedades eran producidas por un demonio que se introducía por el oído izquierdo.

Con un brillante pendiente en ese lado el demonio estaba menos inclinado a entrar. Sin embargo, anillarse el lado derecho ya era vicio...opinión que ha perdurado hasta nuestros días.


 

Para volver a la foto principal, pulsa < Recargar >.








 

Es posible perforar cualquier parte del cuerpo, desde las cejas hasta los dedos de los pies y de hecho, hay personas que llevan docenas de anillados distintos.
El famoso tatuador Sailor Sid Diller presume de alrededor de 50 anillos en sus genitales, y se sabe de quien tiene más de 200 orificios...


 



EN LA NARIZ : Se puede perforar una de las aletas al estilo hindú, o el espacio entre los dos orificios, al estilo salvaje. Es una operación relativamente fácil e indolora. Esta muy de moda entre los nuevos hippies.
Su significado original en la India estaba muy alejado de la cultura Hippie: los maridos perforaban así a sus mujeres como símbolo de obediencia.
La perforación en el centro de la nariz se llama "septum" , era muy común en Nueva Guinea y tuvo gran difusión entre ciertas bandas de los Ángeles del Infierno que usaban para causar un aspecto más terrorífico.
El tiempo de cicatrización completa en teoría es de unas 6/8 semanas, limpiándolo cuidadosamente unas 2 o 3 veces por día.( Quien algo quiere algo le cuesta...)



EN EL PEZÓN : Es el anillado más sencillo sí exceptuamos el lóbulo de la oreja. Tiene una función decorativa y sexual, pues parece que dota de más sensibilidad al pezón y lo convierte en una zona erógena.
El tiempo de cicatrización es el mismo que el anterior.



EN EL OMBLIGO : Este tipo de piercings era un símbolo de realeza entre los antiguos egipcios. Actualmente es muy popular como decoración corporal. Se suele hacer en el pliegue de piel que hay sobre el ombligo y la perforación se mantiene abierta mediante un anillo durante la curación que suele durar entre 4/6 semanas. Después puede ser sustituido por cualquier joya u objeto.


EN LOS GENITALES : Como ya he dicho antes, eran muy típicos entre griegos y romanos para evitar relaciones sexuales entre sus esclavos, y también dependiendo de la cultura usados para buscar placeres sexuales. La mayoría de Piercings genitales tardan en cicatrizar completamente entre 4/6 semanas. Si el Piercing es profundo puede tardar entre 3/5 meses e incluso algunos tienen que ser realizados por un profesional de la medicina.
De todas maneras, sea cual sea el que te hagas, no dudes en consultar a cuantas personas sean necesarias y siguiendo los consejos para body piercings al pie de la letra.




Esto es todo amigos/as !!!  Gracias por visitar la web !! ;-))


  Pág. Principal